Articulos

Precio y procedimiento correctos; venta rápida y mejores dividendos

Definir de forma correcta el precio de venta de su vivienda puede generarle mejores dividendos y permitirle más rápido un comprador. Para el éxito de esta meta, lo recomendado por defecto es solicitar el servicio de un avaluador profesional indistintamente del tipo de propiedad (vivienda, oficinas, bodegas, locales comerciales o consultorios). Este servicio tiene un costo que se justifica para iniciar con pie derecho su negocio si se tiene en la cuenta que en el avalúo deben integrarse aspectos específicos del mercado; el estado y características del predio; el costo de reposición; y generalidades del entorno urbanístico y ambiental. Es incluso pertinente en caso de contratar uno, exigirle las respectivas credenciales para mayor confiabilidad.

No obstante, si usted decide no contratar a un avaluador profesional y por el contrario lo hace por su propia cuenta; deberá comenzar de cero; recuerde cubrir todos los riesgos pues está poniendo en venta su patrimonio; es mejor prepararse debidamente lo antes posible. Para definir el precio de oferta debe tener presente la costumbre establecida que el precio registrado en la oficina Catastral (Avalúo Catastral), no necesariamente es el valor real. Siga el siguiente procedimiento, aunque no garantiza la exactitud de la cuantía ni reemplaza el servicio de un avaluador:

1. Relacione los datos que correspondan a su propiedad como: Tipo de inmueble; envejecimiento o años de construido; área; estrato; piso en el que queda; número de baños; número de parqueaderos; edificio inteligente (oficinas); altura (bodega); número de líneas telefónicas; costo del arrendamiento.

2. Haga un estudio de los inmuebles que estén a la venta en la misma zona del suyo. Recopile la información de su planilla y escríbalos cuidadosamente. Trate de conversar con algunas personas que estén vendiendo propiedades en el mismo sector y comparta con ellas puntos vista al respecto.

Apóyese en los datos que se publican en los clasificados de los periódicos y en internet; lo mismo que los consignados en inmobiliarias.

3. Actúe con meticulosidad y diligencia en la cantidad y calidad de la información y los inmuebles recopilados que deberán ser mínimo veinte.

4. Seleccione las propiedades que tengan características similares a la suya.

5. Divida el precio de cada propiedad por su área y así obtendrá el valor del metro cuadrado.

6. Sume los precios obtenidos y divídalos entre el número de propiedades verificadas.

7. El resultado obtenido será el promedio del valor de ventas, que le servirá como referencia para su decisión final.

8. Agregue los costos de facilidades o arreglos adicionales que no gozan los inmuebles de la zona. Úselos para fijar el precio base de venta y como argumento de negociación.

9. Durante la negociación no demuestre la urgencia de vender.

Recuerde, que para iniciar la negociación usted debe tener una oferta que le dé un margen a negociar en donde el valor obtenido no debe ser el punto de partida. Lo recomendable es que el precio base esté en un 10% por encima del que se tiene previsto. Ah!!! También recuerde hacer todo lo que tenga que hacer para hacer el inmueble que va a ofertar más atractivo a los potenciales compradores.